Saltar al contenido

¿De verdad ha muerto el Link Building?

marzo 10, 2021
Link Building

Es cierto que con los últimos cambios ha perdido peso pero nos puede seguir aportando muchos beneficios.

Antes de entrar en materia vamos a comenzar por refrescar el concepto y sus componentes. Pues bien, un enlace es básicamente el proceso de crear un hipervínculo de otra web a la nuestra y, de esta forma, se puede navegar de unas páginas a otras por Internet.

En su forma más básica es un conjunto de código HTML que interpretan los motores de búsqueda y les indica el lugar al que deben dirigirse cuando se hace clic en el texto de enlace.

Está compuesto por una etiqueta de inicio “a”, también llamada ancla, seguida de la ubicación hacia la que tiene que dirigirse, “href”, que es la parte que hace referencia al hipervínculo. Una vez finalizada esta se incluye el texto visible para el usuario y sobre el que se pincha para llegar a la dirección indicada en el “href” y, ya por último, se cierra la etiqueta de ancla. Este sería el ejemplo más básico:

<a href=“https://www.dominioavisitar.com”>visita nuestra web</a>

El uso indiscriminado por parte de muchas empresas y profesionales que quieren alcanzar los objetivos por atajos y se dedicaban a la compra de estos enlaces para posicionar las web seguramente han sido una de las causas que han obligado a la toma de drásticas decisiones con respecto a las ventajas que ofrecían los enlaces de páginas de mayor rango que la nuestra. Como daño colateral de estas prácticas abusivas, tanto del que compraba como del que vendía, también se ha producido la desaparición del PageRank por el que tanto se ha luchado para mejorarlo.

Esto nos lleva a la siguiente reflexión, tantas veces manida en multitud de ocasiones: “Lo barato sale caro”. Y es que todas aquellas empresas que se han decantado por los charlatanes del SEO rayando las prácticas prohibidas, dedicándose únicamente a comprar estos enlaces en lugar de esforzarse en ofrecer soluciones y valor añadido a los usuarios, en el mejor de los casos, han tirado el dinero y en el peor han conseguido penalizaciones difíciles de superar.

Una vez tenemos claro lo que es un Link Building y cómo no debemos hacerlo conviene aclarar que, con los últimos cambios en los algoritmos de google, los enlaces de una página a otra ya no tienen la misma fuerza que tenían hace unos meses, pero aun así si se hace correctamente y con raciocinio nos puede seguir aportando beneficios en forma de tráfico hacia nuestra web.

¿Cómo funciona un enlace?

Los buscadores utilizan los enlaces para encontrar nuevas páginas web y una vez que los motores de búsqueda llegan a nuestra web, rastrea el contenido y lo indexa en sus índices para poder ofrecerlo en las próximas búsquedas de los usuarios. De ahí la importancia que tenía que nos enlazaran páginas reconocidas y de mucho tráfico ya que, por una parte, nos ayudaba a que nos encontraran y, al mismo tiempo, nos dotaba de un reconocimiento. Si una página importante nos hacía un enlace  era cómo si nos recomendaba y si una o varias web nos recomiendan por algo será.

En teoría la idea es buena. Si muchas personas te remiten a tu negocio significa que los productos o servicios son buenos y reconocidos. Pero el problema viene cuando se detecta que todos estos amigos no los son, sino que son personas que nos recomiendan por motivos económicos y que engañan al resto de los usuarios recomendando algo fraudulento.

Actualmente los  Link Building no son tenidos en cuenta y Google ha empezado a penalizar los sitios que estaban sobreoptimizados en la construcción de vínculos. Bajo mi punto de vista, aunque seguro que muchos no lo compartirán, esta acción es totalmente lógica ya que si su prioridad es ofrecer resultados de calidad, estos no lo son debido a que, en la mayoría de los casos (obviamente no todos), ni siquiera existe un contenido medianamente útil, simplemente se trata de una estratagema para parecer importante sin serlo.

En las estrategias de SEO de nuestros clientes nunca hemos sido partidarios de estas técnicas y en algunos casos nos ha hecho perder contratos por no ofrecerles la opción de posicionamiento en los 10 primeros puestos en 30 días, pero siempre hemos entendido que esto es humo y que como muchas otras prácticas siempre se han saldado con fuertes penalizaciones.

¿Y ahora qué? ¿Cómo podemos alcanzar la relevancia en la Red?

Al perder valor los enlaces, tal como hemos visto, estos se están sustituyendo por los indicadores sociales como la actividad que genera la página web y sus contenidos en las Redes Sociales. La relevancia y calidad de los contenidos para posicionarlos en unos puestos u otros va a venir dada por unos sofisticados filtros que Google ha puesto en marcha para tamizar estos. Tendremos que demostrar que realmente somos una web de calidad y la mejor forma de que se consideren de esta forma es que realmente lo seamos. La publicación de buenos artículos, infografías, material audiovisual, etc. nos va a proporcionar enlaces naturales de usuarios que realmente les han sido de utilidad nuestras aportaciones. Serán estos usuarios satisfechos los que nos ayudarán a difundir y construir relaciones con los actores influyentes en nuestro sector. Aun pasando por alto los enlaces generados, esta técnica nos va a proporcionar gran relevancia al conseguir sintonizar con nuestro público y conseguir cada vez más evangelizadores que promoverán nuestros contenidos en sus círculos sociales al ser capaces de proporcionar soluciones efectivas a sus necesidades. En definitiva, debemos crear verdaderas relaciones sociales con nuestros seguidores para tener una audiencia realmente volcada con nosotros y que se encargará de amplificar nuestros mensajes.

Aunque hemos comentado todos los problemas que conlleva la adquisición de enlaces indiscriminados y de que carecen de poco valor, no por ello debemos de dejar de construirlos, eso sí siempre en web de calidad y de contenido similar. Al final los enlaces no se tratan solo de SEO, también son clientes y si tenemos Link Building lógicos y coherentes en otras web de calidad y bien posicionadas, si bien no nos traspasará parte de su posicionamiento ni nos será tenido en cuenta por los buscadores, sí que nos proporcionará visitantes de calidad y un aumento de audiencia. Esto nos ayudará enormemente a construir nuestra marca y a ir estableciéndonos como autoridad entre nuestros seguidores.

Ni que decir tiene que para conseguir esos enlaces tenemos que tener definida una buena estrategia de contenidos. Si somos expertos en nuestro sector y lo plasmamos en nuestros artículos, más pronto que tarde llegaremos a ser conocidos en nuestro sector y las referencias a nuestra marca y buen hacer se difundirán solas por la Red de forma natural y eso nunca estará penalizado.

Conclusión:

Si estás pensando en conseguir relevancia y visibilidad en los buscadores, olvídate de conseguir enlaces a cualquier precio, sino que dedícate a crear buenos contenidos y a ayudar a tu comunidad ofreciendo soluciones y aportando valor. Será tu propia comunidad la que te proveerá de enlaces de calidad que te promoverán y catapultarán por la red a las primeras posiciones de una forma natural y lógica.

Para ser merecedor de ese beneficio tienes que disponer de una buena página web de alto valor en contenidos para que los usuarios la encuentren interesante y la compartan. Ten siempre presente que el éxito no viene del cielo, hay que currárselo.